Orgasmos, Clítoris y algo más

Frecuentemente escuchamos que el cerebro es nuestro órgano sexual más importante, sin embargo a menudo no reconocemos el rol que juega en el goce sexual y el orgasmo femeninos. El cerebro es lo que posibilita al clítoris ser algo más que un tejido extra. No se puede sentir placer si el cerebro no lo permite. Si usted acaricia su clítoris mientras su cerebro no está de humor para el sexo, sola o en pareja, el placer y el orgasmo son imposibles. Las fantasías sexuales estimulan al cerebro para el sexo, y las fantasías son la forma que tiene nuestro cerebro de decirnos que es tiempo para el sexo.


La concepción equivocada de que las mujeres son menos sexuales que los hombres da como resultado que todos creen que las mujeres no piensan en el sexo, que solamente fantasean sobre él. Sabemos que los hombres miran a las mujeres y responden sexualmente, pero no aceptamos que las mujeres miren a los hombres, o a otras mujeres, y también respondan sexualmente. Miles de revistas están llenas de imágenes sexuales destinadas y vendidas para hombres, ¿cuántas hay para mujeres? Se acepta comúnmente que los hombres tienen pensamientos sexuales perversos y retorcidos, pero las mujeres no. Las mujeres son maternales, no sexuales, ¿correcto?


Si la mujer no se ve a sí misma como un ser sexual, probablemente no se sentirá cómoda teniendo pensamientos y fantasías sexuales. Puede no reconocer sus fantasías sexuales por lo que son. Cuando Nancy Friday empezó a analizar las fantasías sexuales en los comienzos de la década de 1970, muchas de las mujeres con las que habló no sabían que habían tenido fantasías sexuales. Las mujeres eran vistas como románticas, no sexuales. Las mujeres no podían visualizarse a sí mismas como individuos sexuales, entonces sus pensamientos no podían ser de naturaleza sexual, aun cuando realmente lo fueran. Antes de los libros de Nancy Friday, los hombres y las mujeres no creían que las mujeres tuvieran pensamientos sexuales, o incluso que tuvieran necesidad de ellos. Cuando aceptamos que las mujeres son tan sexuales como los hombres, de inmediato nos damos cuenta de que ellas tienen tantos pensamientos y fantasías sexuales como los hombres. Cuando vemos a las mujeres como seres sexuales, reconocemos que también tienen ideas y pensamientos sexuales perversos y retorcidos.


Para que las mujeres sean sexuales y disfruten del sexo, deben aceptar que son seres sexuales. Si usted no reconoce esto, o lo niega, entonces no puede lograrse el placer y la felicidad sexuales. Las hormonas de la mujer, en cierta medida, controlan sus acciones. Cuando nuestro cuerpo siente que está listo para el sexo, para reproducirse, le avisa al cerebro que busque sexo. Cuando esto ocurre, pensamos en el sexo más a menudo y con mayor urgencia, nos convertimos en seres sexuales. Mientras que los impulsos sexuales de la mujer son a menudo cíclicos, como resultado de su ciclo menstrual, ellas también se calientan y son impulsadas a buscar sexo.


No es inusual que una mujer o adolescente se queje de que cuando se acaricia su vulva y clítoris, no experimente placer sexual, quizá no sintiendo nada en absoluto. Una presumible causa de esto es que su cerebro no esté cebado para el sexo, lo que significa que no está listo para procesar la estimulación sexual. Cuando el cerebro no está preparado para el sexo, el clítoris ES sólo un trozo extra de tejido. Una mujer debe aceptar que no puede solamente poner su mano entre sus piernas y automáticamente llegar al orgasmo. El orgasmo no es un proceso mecánico. Principalmente es un proceso mental y químico. El cerebro controla la liberación de químicos que hacen posible el orgasmo. Si los químicos, las hormonas, no están disponibles, aun los pensamientos pueden no ser suficientes para preparar su cuerpo para el sexo y el placer sexual.

~ por sexoyfetichismo en marzo 31, 2009.

3 comentarios to “Orgasmos, Clítoris y algo más”

  1. Como siempre genial.Me encanta leer tus acertadas y verdaderas palabras.Un abrazo y felicidades por tu maravilloso y buen trabajo.

  2. Bueno menos mal que los tiempos cambian.

    Desde luego no se como seria antes, ahora al menos la balanza esta equilibrada-

    Besos calidos

    **BaBy**

  3. Muy bueno. Mi experiencia personal es la siguiente… En 39 años que tengo no he conocido a nadie que no tenga fantasías, y a nadie que no mire con cierto grado de deseo, en pareja o no, a otra persona que no sea su pareja.

    En lo que a mi respecta empezamos a estar bien con nosotros mismos y disfrutar de nuestras efímeras existencias cuando aceptamos que somos monógamos imperfectos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: